lunes, 12 de octubre de 2015

IV Copa Latina de Veteranos - Palafruguell

La crónica se ha hecho esperar pero aquí va.

El último fin de semana del mes de  septiembre se celebró en Palafruguell la IV Copa Latina de Veteranos. Diversos equipos de veteranos  de España, Italia y Portugal se juntan para  disfrutar compitiendo en nuestro deporte, y de paso, pasar un buen rato entre compañeros.

El nivel suele ser alto. Equipos como el FC Barcelona, Mollet, Palafrugel, Alenquer etc, tienen jugadores que han jugado en la máxima competición y se nota.

Nuestro objetivo era hacer un buen papel y ser competitivos después de la mala experiencia en La EvriCup del pasado mes de junio en Paço de Arcos. Y la verdad que la realidad superó nuestras expectativas.

El torneo encuadra a 16 equipos en cuatro grupos. Nuestro grupo contaba con Palafruguell, Camelos, Valdoreix y nosotros mismos.  El primer partido jugado el viernes por la noche nada más llegar contra Palafrugell ya se antojaba complicado por anteriores cruces. Salimos a la pista concentrados y con ganas de hacerlo bien, y se notó en el resultado: 0-1 a nuestro favor, con una buena defensa.


La jornada del sábado se preveía intensa ya que jugábamos al menos 3 partidos.
El primero por la mañana fue contra  Ordem-Camelos de Portugal, un equipo siempre correoso y competitivo que juega al máximo y te exige estar concentrado siempre. Después de la primera parte perdíamos 1-2, con ocasiones para los dos equipos, un partido muy igualado. Ya en la segunda parte conseguimos mantener la defensa a un buen nivel y se notó en el ataque, acabando el partido con un emocionante final de 3-2 a nuestro favor.



El tercer partido contra Valldoreix fue un empate a tres, con mucho mérito para ellos ya que jugaban sin entrenar desde el mes de junio y aún tenían que mejorar.

El objetivo estaba cumplido: no era ni siquiera ganar, si no ser un equipo y poder competir en el torneo con opciones de victoria, pasándonoslo bien por supuesto. Esto era lo más importante y ya lo habíamos conseguido incluso si no hubiéramos ganado. Pero lo hicimos, y nos vimos clasificados para los cuartos de final y primeros de grupo.

Los cruces nos depararon la sorpresa del Mollet; esperábamos un rival un poco más flojo. Para los que no lo sepan el Mollet es un habitual del primer y segundo puesto en la liga A de veteranos de Cataluña, ahí es nada, disputándosela siempre al Barça. Pero nosotros a lo nuestro, y gracias a una gran defensa, un buen partido en ataque y como siempre a nuestro portero, Alfredo, llegamos al final del partido con empate a 1, algo difícil de pensar después de anteriores partidos contra el Mollet.

Así que nos la jugábamos a directos. Y aquí es donde se creció nuestro porterazo, Alfredo Tomico, que se paró prácticamente todos; es importante detallar que se es veterano desde los 35 años ¡¡pero Alfredo tiene casi 56!! y parando como si tuviera muchos menos. El caso es que gracias a él, y a un pedazo de tiro de Jesús Alonso a la escuadra, nos metimos en semis. Con un par.

Venga que vienen las semis en una hora y media, nuestro cuarto partido del día,  y en veteranos los cuerpos como que ya no son los mismos que con 20 años, así que Alfredo en los estiramientos después del partido tuvo más que una molestia muscular en las piernas, prácticamente se le agarrotaron las dos con dolores musculares terribles que le dejaron KO y tumbado para varias horas ¿qué hacer sin nuestro crack? pues tuvimos que tirar de talonario (de cervezas) y nuestros amigos de Alenquer nos dejaron a su portero, un tío bien majo y que además paraba bien (y  tener 35 añitos ayuda).

Pues al lío, que toca el GEIEG, y por lo visto hasta el momento hacen buena defensa, salen a la contra que no veas y además tienen a un tíos que la pegan pero bien, está claro que haber jugado en OK liga se nota. Y nosotros seguimos en la misma línea, para qué cambiar lo que va bien: defensa zonal y salir a la contra; y en ataque abrir espacios para el tiro.

El partido igualado como todos los anteriores, pero aún más dramático: ahora Alcalá por delante, ahora GEIEG; ahora nos roban bola y contra-ataque, y después nosotros hacemos lo mismo; defensas intensas, agarres, buenas paradas, etc.  Y partido de infarto que acaba empate a 2...... penaltis, de nuevo lotería.

Y aquí aparece nuestro compañero Jorge Cidra, que pasaba por allí el hombre, casi no jugó o no jugó durante el partido pero es un tío valiente y sale a tirar el primer penalti bien confiado en su "tiro pastor" de cuchara. Venga que el árbitro comienza a contar ¡¡boomm!! ¡¡Zass!! Golazo por arriba, y nosotros comiéndonos las uñas pero que ya sabíamos que si iba a puerta casi seguro era gol, no era el primero que metía así.

El resto se resume es que ellos fallaron (o nuestro portero paró) todos y Emi metió el segundo nuestro.....
¿estábamos en la final? aún lo estábamos asimilando entre dolores musculares y calambres después de 4 partidos en un día ... PERO SÍ, ESTÁBAMOS EN LA FINAL ¿contra quién? un equipillo llamado FC Barcelona.  Toma.  Premio gordo. 

Ya habíamos conseguido nuestro propósito desde el primer partido, ser competitivos y pasarlo bien, pero ¿llegar a la final y contra el Barça? ni en nuestros mejores sueños. Todo un lujazo.

Así que más contentos que un niño con una piruleta llegamos a la cena de confraternización entre equipos, con la cabeza tan alta que si la subimos más nos da tortícolis, y es que había que aprovechar, vete a saber cuándo volveríamos a estar en una final así. Por supuesto lo celebramos bien, pero a la cama sólo a las 2 de la mañana eh, había que fardar.

Bueno que estamos en domingo y jugamos la final. Equipito normalito el del Barça: Cairo, Plaza, Calero, Segarra etc... nada, unos colegiales que se atan mal los cordones.

El caso es que nos planteamos el partido para disfrutar y jugar todos. Sabíamos cómo iba a terminar el partido, pero había que darlo todo, y eso hicimos. Aguantamos al Barça bastante tiempo empatados, pero al primer error en defensa nos entró el primero, y es que esta gente no falla. Y además se les ve en forma, claro que saber mover la bola ayuda a cansarse menos.
Acabó el partido 6-1 para el Barça, con nuestras opciones en ataque y un gran partido de nuestro portero. Y terminó también un torneo épico para nosotros.

¿Qué conclusiones podemos sacar? que siendo compañeros y jugando en equipo podemos ir a muchos sitios y competir, ganar o perder, pero competir y pasarlo bien, y que superar los momentos difíciles de un partido te hace crecer como equipo.

Enhorabuena a mis compañeros.

Gracias a la gente de Palafruguell por su excelente organización, enhorabuena al Barça de veteranos por el torneo y a todos los equipos participantes.

¡¡AUPA ALCALÁ!!

























No hay comentarios:

Publicar un comentario